«Heavy Metal» y tribunales, el caso «James Vance versus Judas Priest» (I)

«Es la fría noche del 23 de diciembre de 1985 y estamos en Reno, Nevada.

Dos chavales llamados 𝗥𝗮𝘆𝗺𝗼𝗻𝗱 𝗕𝗲𝗹𝗸𝗻𝗮𝗽 y 𝗝𝗮𝗺𝗲𝘀 𝗩𝗮𝗻𝗰𝗲, de 18 y 20 años de edad, llevan innumerables horas bebiendo alcohol y fumando marihuana a todo trapo en una habitación. En un momento dado durante su delirio narcótico deciden suicidarse pegándose un tiro.

Primero van a casa de uno de ellos, donde encuentran una 𝗲𝘀𝗰𝗼𝗽𝗲𝘁𝗮 𝗿𝗲𝗰𝗼𝗿𝘁𝗮𝗱𝗮 y después se van juntos al patio de recreo infantil de una iglesia luterana que hay cerca para ejecutar allí su plan.

El primero es “Ray” Belknap, quien se coloca la escopeta bajo la barbilla y muere al instante cuando aprieta el gatillo. Por el contrario, cuando es el turno de Vance, este instintivamente quita la cabeza y se vuela únicamente la parte inferior de la cara, sobreviviendo al impacto.

Eso sí sufriendo graves heridas que le dejarán completamente desfigurado. De hecho, fallecerá tres años después de complicaciones derivadas de las heridas y de las adicciones que sufría.

Y todos en el pueblo se hacen una sola pregunta:

¿Qué ha llevado a estos chicos a hacer algo tan terrible?, ¿Por qué?»

Esta semana iniciamos un viaje al pasado en «𝗛𝗲𝗮𝘃𝘆 𝗠𝗲𝘁𝗮𝗹» 𝘆 𝘁𝗿𝗶𝗯𝘂𝗻𝗮𝗹𝗲𝘀, 𝗲𝗹 𝗰𝗮𝘀𝗼 «𝗝𝗮𝗺𝗲𝘀 𝗩𝗮𝗻𝗰𝗲 𝘃𝗲𝗿𝘀𝘂𝘀 𝗝𝘂𝗱𝗮𝘀 𝗣𝗿𝗶𝗲𝘀𝘁», un increíble asunto que no les dejará indiferente.

Como siempre, en el Confilegal.

https://lnkd.in/e5efS3rP

Socio Responsable

Compartir:
Scroll al inicio